Haga clic aquí para acceder a los blogs en inglés

Readying Your Workplace for Automation Is the Difference Between Success and Failure of RPA and AI Investments

Escrito por Chris Brauer en Robots de software en el lugar de trabajo el October 2, 2018

Automation Anywhere

Las herramientas son una característica fundamental de lo que significa ser humano.

Siempre utilizamos herramientas para mejorar nuestras capacidades. Desde la manipulación de cuchillas de piedra que nos permitían hacer cortes más profundos de lo que nos permitían las manos y los dientes, hasta los magníficos avances de la Revolución Industrial, que nos trajo mejoras sin precedentes en la calidad de vida, aunque con algunas desventajas.

La era digital actual tiene muchas similitudes con la Revolución Industrial, ya que representa, una vez más, un período de desarrollo rápido y cambio económico. La diferencia fundamental es que, si bien las máquinas y herramientas eran previamente manipuladas o supervisadas, en su mayoría, por humanos, la innovación digital se ha expandido a un punto en el cual las nuevas herramientas digitales se están volviendo autónomas y autodirigidas.

Las posibles ramificaciones de esto se debaten constantemente. Los defensores de la automatización prevén un futuro utópico, mientras que los detractores pronostican una debacle distópica. Actualmente, enfrentamos desafíos únicos (así como enormes oportunidades), precisamente porque la incipiente autonomía de la tecnología digital promete un salto evolutivo en nuestra capacidad para crecer como seres humanos.

¿Qué tan bien ha estado funcionando esto para nosotros hasta el momento? Es posible que no lo vea, pero puede estar seguro de que los humanos y los bots ya están trabajando en conjunto en todo el mundo y en todos los sectores.

Para explorar el impacto en las organizaciones y las personas, mi equipo de investigación en Goldsmiths, en la Universidad de Londres, junto con Automation Anywhere, se dispuso a investigar el impacto en la vida real de la automatización del trabajo. De manera sorprendente, descubrimos que los sitios de trabajo aumentados tienen una puntuación de un 33 % más alto en los factores que se considera que hacen el lugar de trabajo más humano. También observamos la relación entre el rendimiento comercial y el aumento de la fuerza laboral. Solo la inversión en tecnología de automatización genera algunas mejoras en el rendimiento comercial. Sin embargo, invertir a la vez en seres humanos, sobrecarga la mejora del rendimiento que las empresas pueden esperar de la inversión en tecnología. Las organizaciones aumentadas alcanzan un rendimiento general de un 28 % superior, tienen un rendimiento financiero de un 31 % mejor y cuentan con un 30 % más de probabilidades de priorizar las metas estratégicas.

Sin embargo, solo el 56 % de los líderes de las organizaciones que participaron en el estudio consideran que los empleados utilizan la automatización robótica de procesos (RPA) y la inteligencia artificial (IA) a pleno. Entonces, ¿cómo pueden las organizaciones prepararse mejor para el aumento y garantizar el máximo retorno de la inversión en tecnología de automatización e IA?

Nuestra investigación llegó a tres conclusiones clave para los líderes de las organizaciones:

1. Confeccione un código de ética de la empresa

Durante muchos años, el lema de Google fue el muy conocido "no seas malo". Esta simple formulación afectaba la manera en que la empresa realizaba su trabajo en áreas como el diseño de las interfaces de usuario y la redacción de algoritmos, que determinaba qué resultados de búsqueda debían destacarse.

¿Qué principios éticos guían las acciones de su empresa? Dado que podemos distinguir el bien del mal de forma intuitiva, por lo general no nos molestamos en desarrollar un código de ética empresarial. O bien, si lo hacemos, la codificación se concentra en el área de atención regulada de la empresa.

Sin embargo, la codificación puede tener un impacto mucho más positivo si se aplica a toda la empresa. Comencemos con una la premisa básica, como "no seas malo". Luego, utilice un cuadro organizativo de la empresa y escriba algunas oraciones para cada área de esta en las que se explique cómo este principio ético básico se aplica a los empleados, proveedores y clientes.

2. Audite los flujos de trabajo clave

Por lo general, estamos tan familiarizados con las tareas que realizamos todos los días en el trabajo que nos resulta difícil articular paso a paso lo que realmente implica cualquiera de las partes de nuestro trabajo. Estamos tan acostumbrados a algunas de las etapas del proceso que las damos por hecho. En ocasiones, es posible que notemos esto cuando preparamos una capacitación para un empleado nuevo. Sin embargo, en su mayoría, las personas tan solo continúan con lo que están haciendo.

Realizar una auditoría del flujo de trabajo y de los procesos determina y especifica todas estas presuposiciones y tareas inconscientes que se completan correctamente todos los días, en general gracias a la memoria muscular colectiva de la empresa. Al catalogar esas tareas, se las puede analizar y optimizar. Incluso antes del aumento, la auditoría, articulación y documentación de procesos clave (y su conocimiento subyacente) genera muchas oportunidades de optimización.

3. Seleccione áreas para el aumento

Luego de auditar los flujos de trabajo, debe identificar las áreas en las que los empleados realizan tareas repetitivas, cuyas entradas y salidas siguen patrones predecibles. Estas son las tareas más abiertas para el aumento.

Trabaje con partes interesadas clave y expertos confiables, incluidos los socios externos, cuando sea adecuado, para captar, registrar y analizar cada paso de estos procesos a fin de detectar cuáles sería beneficioso automatizar.

Su meta es optimizar el flujo de trabajo de manera que permita la automatización de estos pasos mediante IA o RPA, y de forma que no solo mejore la eficiencia, sino que coincida con los estilos y las rutinas de trabajo de los empleados humanos que trabajarán junto con la tecnología de aumento en este flujo de trabajo.

Una vez que este proceso se haya completado, trabaje en conjunto con sus socios tecnológicos para captar y automatizar los pasos pertinentes del proceso de trabajo. Pídales que lo ayuden a recopilar datos sobre la eficacia del flujo de trabajo aumentado, etapa por etapa. Estos datos, y la experiencia inicial de aumento, le proporcionarán a la empresa la base, las habilidades y el conocimiento que necesita para adoptar el aumento en toda la empresa como forma de alcanzar la hiperproductividad.

La autonomía inminente de la tecnología digital promete un salto evolutivo en nuestra capacidad para crecer como seres humanos. Sin embargo, para alcanzar todo el potencial de esta promesa, primero las empresas deben hacer el trabajo más humano.

El autor invitado de esta entrada de blog es Chris Brauer, director de Innovación del Instituto de Estudios Administrativos de Goldsmiths, de la Universidad de Londres, y fundador del Centro de Tecnologías Creativas y Sociales. Es un académico y emprendedor canadiense que vive y trabaja en Londres.

Prueba

Para empresas

Obtenga una versión completa de prueba gratuita por 30 días de Enterprise A2019, la plataforma de automatización inteligente n.º 1 del mundo

Para estudiantes y desarrolladores

Comience de inmediato su proceso hacia la RPA con acceso GRATUITO a Community Edition