• Página Principal
  • Blog
  • Las 6 principales tendencias de atención sanitaria para 2023 y el papel de la automatización
¿Cómo cambiará su atención sanitaria?

De nuevo es momento de hablar del futuro, en este caso, del estado de la atención sanitaria en 2023 y más adelante. Equipado con un ordenador y una bola de cristal, el Dr. Yan Chow, MD, MBA, líder internacional del sector de la atención sanitaria de Automation Anywhere, ofrece su visión de las tendencias del sector.

Dr. Chow: En el futuro, el sector de la atención sanitaria y la atención al paciente se verán condicionados por una combinación de nuevas tecnologías, prácticas de atención, modelos empresariales y fuertes normativas gubernamentales. En cuanto a la tecnología, estamos estudiando el papel de la inteligencia artificial (AI) y de la automatización inteligente en todos los ámbitos de la atención sanitaria. En la práctica médica, la telemedicina, la forma en que se implementó la interacción entre médicos y pacientes durante la pandemia, y su acompañante, la monitorización remota de pacientes (RPM), seguirán siendo opciones viables mientras se estudian las prácticas recomendadas. En cuanto al comercio, cabe esperar una evolución continua en la forma en que las empresas minoristas con visión de futuro están incorporando la atención sanitaria a su oferta, así como la creciente influencia del consumismo en la configuración de la experiencia de la atención al paciente. En un clima económico difícil, las fusiones y adquisiciones se acelerarán para crear ecosistemas de atención más sostenibles e integradores.

Empecemos por el primer tema que mencionó, la inteligencia artificial.

Dr. Chow: El ejemplo perfecto de AI y atención sanitaria es el área de especialidades basadas en imágenes, que incluye radiología, patología y dermatología. La AI es especialmente adecuada porque se dispone de cientos de miles de imágenes de entrenamiento y se pueden analizar patrones para diagnosticar la neumonía, el cáncer y otras afecciones. Pero cuando los datos son limitados, como en las afecciones poco frecuentes, es más probable que la AI falle. En estos casos se requieren conocimientos y experiencia reunidos en un ordenador mucho más potente: el médico.

La AI puede incluso extenderse a los sistemas de apoyo a la toma de decisiones médicas (CDSS). La toma de decisiones es problemática porque, cuando la AI emite recomendaciones de tratamiento, puede faltar la prueba de eficacia tradicional, los ensayos controlados aleatorizados (RCT). El valor de la AI es enorme, pero es posible que no podamos interpretar todo. Hoy en día, no podemos justificar la información simplemente porque la obtuvimos a partir de un ordenador. Como resultado, la AI representa una mejora pero no sustituye al médico. En el futuro, es posible que se necesiten sistemas de AI específicos, objetivos y aprobados por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) que actúen en nuestro nombre para validar nuevas tecnologías de AI que nunca podremos comprender del todo.

No obstante, la AI y la automatización inteligente desempeñan un papel cada vez más decisivo en la mejora de los resultados de la atención. Vamos construyendo el barco mientras navegamos en él. 

Esa mejora puede verse en la segunda tendencia, ¿verdad?

Dr. Chow: Absolutamente. Se trata de la atención virtual o telemedicina/monitoreo remoto de pacientes (RPM), que recibió un gran impulso durante la pandemia. Según todos los indicios, está aquí para quedarse. Pero no está libre de inconvenientes. Al igual que con la AI, hay pocas prácticas recomendadas definidas o estandarizadas. Así que, cuando se trata de tratamientos basados en la telemedicina, los médicos están solos.

La mayoría de los médicos utilizan la telemedicina para tratar afecciones benignas. En caso de afecciones más graves o complicadas, sigue siendo preferible una consulta en persona.

Así que, de nuevo, se trata de una mejora en lugar de una sustitución.

¿Cómo puede la automatización inteligente mejorar la telemedicina?

Dr. Chow: En primer lugar, siempre hay mucho trabajo que hacer antes y después de una consulta de telemedicina, como la programación, el registro del paciente y el seguimiento. Estos procesos pueden automatizarse para mejorar la eficacia y reducir la posibilidad de errores humanos. Cada paciente de telemedicina tiene una configuración doméstica única con vulnerabilidades desconocidas. La automatización puede permitir la instalación y el ajuste inmediatos de una red privada virtual y la configuración de seguridad.

El futuro de la telemedicina incluye más dispositivos remotos en las manos (o en el cuerpo) de los pacientes. Automatizar la configuración y el funcionamiento, aunque sea en parte, facilitará a los pacientes el uso eficiente de esos dispositivos. Además, los dispositivos generarán grandes volúmenes de datos que habrá que recopilar, conservar, transferir y analizar. Estos procesos pueden automatizarse parcial o totalmente para simplificar y acelerar la respuesta y la atención adecuadas.

Uno de los retos de la telemedicina es la autenticación. ¿Los pacientes con los que se reúne son las personas que dicen ser? Para ayudar a minimizar el fraude en el futuro, la automatización podría utilizarse para ayudar a integrar datos biométricos faciales, de voz o incluso de electrocardiogramas con sistemas de sensores remotos.

La pandemia también amplió la atención sanitaria más allá de los consultorios médicos a lugares no tradicionales, como el domicilio del paciente y las tiendas minoristas. ¿Continuarán estas opciones de atención? ¿Qué ayuda brinda la automatización?

Dr. Chow: Yo clasificaría la atención sanitaria en tiendas minoristas como la tercera tendencia. Cadenas como Walgreens, CVS e incluso Walmart han empezado a ofrecer clínicas in situ para tratar afecciones leves como la tos y el dolor de garganta, además de administrar vacunas. Se puede automatizar la correspondencia y el intercambio de datos con el médico de cabecera del paciente y la gestión de documentos electrónicos relacionados con las historias clínicas.

El futuro también incluirá probablemente puestos de autoservicio para tratamientos en tiendas minoristas conectados con profesionales de la atención sanitaria. Ya existen tensiómetros autónomos de autoservicio.

Los puestos de autoservicio son una transición natural a la cuarta tendencia que mencionó, el aumento del consumismo en la atención sanitaria.

Dr. Chow: El consumismo se ha extendido por todos los sectores gracias a empresas como Amazon, y la atención sanitaria no es una excepción. Las personas quieren un acceso más amplio, profundo y rápido a los servicios y a la información en cualquier momento y lugar, a través del dispositivo que elijan.

Se toman el tiempo necesario para informarse sobre su salud y sus opciones de atención. Quieren tomar sus propias decisiones y buscan desempeñar un papel más importante en su atención: en torno a las recetas que reciben, los planes de tratamiento y los dispositivos médicos asociados a sus tratamientos.

En consecuencia, cada vez son más las empresas farmacéuticas y de atención sanitaria que se dirigen directamente a los consumidores. Por ejemplo, hace unos años, antes de la pandemia, era raro ver que a un paciente se le pusiera un pulsioxímetro sin la intervención de un médico. Ahora, los oxímetros son un artículo común que se vende habitualmente en Amazon y otras tiendas. La gente compra artículos que antes solo se podían adquirir con receta y, para bien o para mal, se autodiagnostica.

¿Eso es bueno?

Dr. Chow: Bueno, está ocurriendo, sea algo bueno o no. Las personas también toman decisiones en torno a la atención basadas en su experiencia subjetiva, desde la programación hasta el tratamiento, en función de su edad y pertenencia generacional, la cultura y muchos otros factores. Por ejemplo, la elección de un proveedor se ve influida por la rapidez con la que se puede acudir al médico, la facilidad para concertar una cita e incluso la valoración del médico en las redes sociales.

¿Cómo puede ayudar la automatización en esta era de consumismo de atención sanitaria?

Dr. Chow: Como ya he mencionado, se pueden desarrollar soluciones de automatización para facilitar la correcta configuración de los dispositivos médicos y su uso por parte del paciente, así como para conservar y formatear los resultados a fin de facilitar su interpretación por parte de los profesionales médicos. La automatización también puede emplearse para gestionar la programación, responder a preguntas habituales, acelerar los resultados e integrar servicios y datos para mejorar la experiencia de la atención sanitaria. Al igual que sucede con los cajeros automáticos de los bancos, es posible que los consumidores terminen prefiriendo, en algunas situaciones, tratar con un sistema de autoservicio antes que con una persona en directo. Eso ayuda a la capacidad de expansión de la atención sanitaria.

La consolidación de las empresas de atención sanitaria es otra tendencia que se beneficia de la automatización.

Dr. Chow: Las fusiones y adquisiciones aumentan en los sectores de la atención sanitaria y tiendas minoristas. Muchas empresas nacionales o internacionales, como Walgreens, CVS, Walmart y Amazon, están adquiriendo o asociándose con empresas de seguros médicos, distribuidores de medicamentos con receta, grupos médicos y otras empresas relacionadas para ofrecer a los pacientes un ecosistema de atención sanitaria integral. Con esta estrategia de "ventanilla única", los pacientes pueden acudir a un solo lugar para todas sus necesidades de atención sanitaria. Las sinergias potenciales y las ventajas competitivas son innegables.

Para que esa estrategia tenga éxito, debe existir una interoperabilidad sólida (comunicación y coordinación entre todas las entidades del ecosistema) que proporcione resultados precisos y fiables casi en tiempo real. Ahí es donde puede brillar la automatización para unirlo todo.

La automatización también puede ayudar a las empresas de atención sanitaria nacionales y locales a hacer frente a la última tendencia que mencioné antes, que también supone un gran reto para muchas organizaciones.

Se refiere a la creciente presión en cuanto a las normativas.

Dr. Chow: Sí, hay mucha presión a favor de una mayor transparencia. Detrás de ello hay cuatro grandes leyes que influirán enormemente en el negocio de la atención sanitaria en el futuro. Las dos primeras son las normas de transparencia para el pagador y el proveedor, lo que significa que cuando usted, el consumidor, va a una consulta o tienda, el proveedor de atención sanitaria debe ser transparente en cuanto a la manera en que se le cobrará por la atención y los resultados que con mayor probabilidad obtendrá.

La tercera norma es la No Surprises Act (Ley para Evitar Sorpresas) que siguió a la 21st Century Cures Act (Ley de Curas del Siglo XXI). Esto significa que debe poder obtener un presupuesto de buena fe de un proveedor de atención sanitaria para que, si lo desea, pueda hacer una comparación entre distintos proveedores. Esa era la intención original. Pero lo que realmente significa es que los pacientes no reciben un saldo inesperado que puede añadir seis cifras a su factura.

La última reglamentación es la Information Blocking Rule (Norma de Bloqueo de Información). A partir del 6 de octubre de 2022, puede ir al consultorio de su médico y solicitar su información de salud electrónica, la cual incluye no solo la historia clínica, sino también cualquier dato financiero que haya influido en la atención recibida. El consultorio debe entregarle esta información en el plazo de unos días en formato HL7 FHIR API, una norma internacional especificada por el gobierno.

¿Cómo cumplirán las organizaciones de atención sanitaria esta normativa de manera oportuna y eficaz? Los bots de automatización, con su capacidad para recopilar, introducir, organizar, analizar y generar informes de forma rápida, sencilla y precisa a partir de múltiples fuentes de datos dispares, desempeñarán un papel esencial a la hora de afrontar ese reto.

¿Qué sigue?

Dr. Chow: La atención sanitaria se mueve como la melaza, pero el cambio es inevitable. El sector de la atención sanitaria y la atención al paciente seguirán evolucionando, moldeados por las nuevas tecnologías, las prácticas comerciales y de atención y la normativa gubernamental. La automatización inteligente estará a disposición para ayudar a las organizaciones de atención sanitaria, sea cual sea su configuración y servicios, a afrontar los retos y ofrecer una atención receptiva y de buena calidad. En medio de todo el revuelo de la industria tecnológica, la automatización es un primer paso comprobado para la verdadera transformación.

Probar Automation Anywhere
Close

Para empresas

Inscríbase para obtener acceso rápido a una demostración del producto personalizada

Para estudiantes y desarrolladores

Comience de inmediato su proceso hacia la RPA con acceso GRATUITO a Community Edition